Un Gobierno de shows mediáticos y cortinas de humo

ACTUALIDAD | 13/08/2020

La última detención del expresidente Abdalá Bucaram demostró que el Gobierno, la justicia y Teleamazonas actúan en conjunto. La espectacularización de la corrupción oculta las decisiones de un Gobierno empecinado en pagar deuda a costa de más desempleo y pobreza.

Con ametralladoras y tumbando la puerta, así fue el operativo dirigido por la Fiscalía General del Estado (FGE) para arrestar al expresidente Abdalá Bucaram. Mucho show y pocas nueces, ya que a la noche ‘el loco’ regresó a dormir a su casa.

Pero la frutilla del postre fue para Teleamazonas, que obtuvo en exclusiva la transmisión en vivo del acontecimiento. El canal del banquero Fidel Egas ha investigado mucho este caso, a tal punto que le restó tiempo en la programación para hablar sobre la gran crisis económica que vive Ecuador. Una crisis que no surge solo de los efectos de la pandemia, sino de las decisiones que tomó el Gobierno para beneficiar a unos pocos y perjudicar a la mayoría de los ecuatorianos.

A primera hora de ayer, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, celebró en Twitter la detención de Bucaram. Por la tarde, pidió evitar la exposición “innecesaria” y exigió a la Policía apegarse a la ley y no al espectáculo. La incoherencia en su máxima expresión.

Lo que muestran

Los medios privados son actores políticos y económicos y, como tales, tienen intereses que se ubican por encima del derecho que tiene la ciudadanía de recibir información veraz.

Desde que inició su mandato, Lenín Moreno invitó a los medios a un diálogo que siempre rindió sus frutos. Logró establecer una alianza estratégica con el ‘cuarto poder’ para tener garantizado el blindaje mediático que lo sostuviera en el cargo mientras realizara un ajuste económico sin precedentes.

Publicidad

En 1963, el académico Bernard Cohen afirmó que los medios de comunicación quizás no consiguen decirle a la gente qué pensar, pero sí logran decirle al público sobre qué pensar. En otras palabras, instalan una agenda mediática. El investigador norteamericano Maxwell McCombs fue más allá y dijo que los temas más importantes de la agenda de los medios pasan a formar parte de la agenda pública.

En Ecuador, la situación parece ser más compleja. La catedrática de la comunicación de FLACSO, Isabel Ramos, argumenta que las entidades de control actúan para los medios. Por eso, la Fiscalía ordena allanamientos y detenciones que se dan en simultáneo con los horarios estelares de los canales de televisión.

Bajo esta lógica, utilizan el espectáculo de la corrupción como herramienta de disciplinamiento y silenciamiento. Esto incluye a los aliados, como los Bucaram, y a la propia fuerza del Gobierno Nacional, como ocurrió con el asambleísta de Alianza País Daniel Mendoza.

El mismo método se aplica para la aniquilación política del adversario. Por ello, apenas terminado el Paro de octubre de 2019, a la prefecta Paola Pabón la detuvieron en idénticas circunstancias. En este caso, se trataba de una correísta, enemiga explícita del Gobierno.

La consultora política Paulina Recalde, afirma que la prensa hace un tratamiento liviano de estos casos que irrumpen en la escena mediática, pero que no tienen un correlato en la justicia. A contramano de lo que ocurre con las figuras políticas opositoras a este Gobierno, donde las sentencias son exprés aunque no existan las pruebas.

En la construcción de una cortina de humo, no importa si el protagonista fue capaz de lucrar puertas adentro de un hospital y está siendo investigado por el asesinato de un presunto cómplice o si alguien quiere participar en las próximas elecciones. Todo sirve en las cortes mediáticas donde son los medios y las redes sociales quienes juzgan y declaran culpables.

En este sentido, Isabel Ramos es enfática: el show mediático busca incidir en las elecciones de 2021.

Lo que ocultan

Es cierto que los medios muestran y exageran temas, pero lo más peligroso es que también esconden y minimizan otros asuntos incluso más importantes.

La desaparición o el silenciamiento de un tema de la agenda mediática se puede hacer por dos vías. La primera es omitir el asunto y la segunda, maximizar otras cuestiones. Según las investigadoras Miriam Guzmán y Clarisa Martínez Prediger, más allá del camino que elijan, el objetivo es el mismo: desviar la atención de la ciudadanía para que el poder político y económico manipulen a la opinión pública.

¿De qué se habló poco y nada en los medios ecuatorianos? De la renegociación de los bonos de la deuda externa. O, mejor dicho, se habló, pero mostrando aquello como un acuerdo positivo e histórico, logrado por el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez.

La renegociación de la deuda fue un tiro en el pie para la economía ecuatoriana. Por cada dólar de deuda, Ecuador le pagará 59 centavos a los tenedores de bonos a una tasa de interés promedio del 5,3%; es decir, logró un descuento del 41%. En cambio, Argentina abonará 55 centavos por cada dólar de deuda a un interés del 3,1%, lo que implica un ahorro del 45%.

La deuda es insostenible. Ecuador debería crecer 5,3% anual en un contexto de profunda recesión económica a nivel mundial, producto de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, la economía nacional vienen decreciendo desde 2018 por la aplicación del modelo neoliberal.

Todos sabemos quién gana y quién pierde en este juego. En Ecuador, el único que puede cobrar menos es el trabajador que percibe menos que el salario básico, porque el Gobierno jamás le pedirá  sacrificios a los millonarios.

Por ello, la dupla Moreno-Martínez prefirió recortar el gasto en educación y salud para pagar USD 1.909 millones de dólares de deuda mientras decenas de miles de guayacenses morían sin atención.

Lo que tampoco dicen los grandes medios es que el 67% de la deuda resstructurada (USD 11.625) no la adquirió el fantasma del correísmo, sino el propio Lenín Moreno en 3 años de gestión.

Publicidad

Recortar hasta la muerte

El economista Jonathan Báez asegura que Moreno recortó  la inversión en salud en plena pandemia. En un análisis que compara el primer semestre de 2019 y 2020, se observa claramente el ajuste que aplicó el Ministerio de Finanzas al área más crítica. ¿La consecuencia? 30 mil muertes ‘en exceso’ en todo el país.

Los medios tampoco comparan cómo los países de la región incrementaron el presupuesto de salud para proteger a la población y enfrentar la pandemia. Dicen muy poco sobre las equivocadas prioridades del Gobierno, entre las que no estarían los ‘héroes de bata blanca’ que llevan más dos meses sin cobrar sus sueldos.

En síntesis, lo que no se dice es que Ecuador prefirió perder vidas antes que dejar de lado el mandato impuesto por el Fondo Monetario Internacional, la Embajada de los Estados Unidos y los poderes fácticos que gobiernan el país. (I)


Valora esta noticia

Puntuación: 1 de 5.

Publicado por Voces

Investigación y periodismo. Contamos historias.

Un comentario en “Un Gobierno de shows mediáticos y cortinas de humo

  1. Es necesario debelar en todos los espacios posibles la manipulación que hacen los medios en el imaginario del pueblo, sobre todo de los menos informados. Y Tambien de la alianza gobierno-grupos económicos-medios, cuyo mayor éxito es el embrutecimiento de la población que vota repetidamente por sus propios explotadores. Felicitaciones por este espacio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: