¿Por qué la imagen de Moreno se cae a pedazos?

ACTUALIDAD | 03/08/2020

La credibilidad del Presidente se ubica en el 8%, según la consultora Cedatos-Gallup. Así se despedirá un Gobierno sin obras, que aplicó un fuerte ajuste fiscal para priorizar el pago de la deuda externa.

El presidente Lenín Moreno Garcés transitará los últimos nueve meses en el poder conviviendo con el rechazo de la ciudadanía. Hoy, la consultora Cedatos-Gallup informó que la credibilidad del Mandatario cayó al 8% en el mes de julio.

Según Cedatos, en las últimas cuatro décadas, solo dos presidentes tuvieron peor imagen. En enero del 2000, Jamil Mahuad abandonó el Palacio de Carondelet con el 7% de aprobación. En febrero de 1997, Abdalá Bucaram fue derrocado con apenas el 6% de imagen positiva.

Por otra parte, entre los mandatarios mejor posicionados se ubican Rafael Correa, que se despidió con el 46% de aprobación; y Jaime Roldós, que murió en ejercicio del cargo con el 44% de imagen positiva.

Puras promesas

Es cierto que un Gobierno no logra hacer frente a todas las promesas de campaña y menos en un contexto de recesión económica mundial generada por una pandemia. Sin embargo, Moreno tuvo casi tres años para cumplir al menos algo de lo prometido.

Publicidad

¿Dónde están las 325 mil viviendas del Plan Casa para Todos? ¿Qué pasó con los 250 mil empleos? ¿En qué lugares se construyeron las 40 universidades técnicas? ¿Qué pasó con la promesa de investigar, sancionar y encarcelar a los corruptos de ayer y de hoy?

Las únicas promesas cumplidas tuvieron que ver con cierta austeridad enfocadas a recortar el gasto público, por ejemplo, al eliminar los ministerios coordinadores. Sin embargo, las políticas sociales no funcionaron de una mejor manera.

El ajuste llegó a las áreas más sensibles: salud y educación, incluso, aprovechando el estado de excepción declarado por la pandemia del Covid-19 y violando lo que dispone la Constitución de la República.

Atrás quedó ese plan de Gobierno que proponía fortalecer la calidad de la educación, garantizar el acceso universal, revalorizar la profesión docente y potenciar la capacidad instalada en el sistema universitario, garantizando mayor democratización en el acceso y mayor calidad.

Por estos días, los docentes viven con sueldos reducidos (-8,33%) e impagos, al igual que miles de trabajadores del sector público (-16,66%). Personal de salud, educación, medios y empresas públicas como TAME, entre otros servidores, comenzaron agosto aguardando el pago de dos meses de salario. El caso paradigmático fue el de los 774 trabajadores de Correos del Ecuador, a los que recién les depositaron los cuatro meses represados, que incluyó un anuncio presidencial en Twitter. ¿Se puede celebrar la inoperancia?

La Ley Orgánica de Apoyo Humanitario permitió que, en la actualidad, 216.341 funcionarios del sector público ganen menos, debido a la reducción de la jornada laboral de dos horas y una hora en el sector de educación. Según el Ministerio de Economía y Finanzas, el ‘ahorro’ significa apenas USD 50 millones.

Desde el 16 de marzo hasta julio, en Ecuador se finalizaron 291.829 contratos laborales en el sector público y privado, según informó el Ministerio del Trabajo.

La deuda como prioridad

Hoy, Ecuador logró la reestructurar las condiciones de pago de los bonos de deuda externa. La votación fue aprobada por el 98,15% de los tenedores de 9 series de bonos, que alcanzan un valor total de USD 17.375 millones. En el caso de los bonos Global, con vencimiento en 2024, se logró una votación del 95,42%.

Según el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, esta negociación se realizó en tiempo récord y generará un importante alivio en el flujo de la caja fiscal. En otras palabras, esto supone una disminución del capital de la deuda privada y de la tasa de interés.

Lenín Moreno dirigió un mensaje presidencial para celebrar la gestión. Allí, volvió a prometer, tal como lo hizo en campaña, que los recursos serán destinados para la protección social y la reactivación económica.

En cambio, los ex miembros de la Comisión de Auditoría Integral de Crédito Público, aseguraron que esta renegociación está atada a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Es decir, el Gobierno estaría violando el artículo 2 de la Constitución de la República, que estipula que el endeudamiento público no debe afectar a la soberanía, los derechos, el buen vivir y la preservación de la naturaleza. (I)

Publicidad

Valora esta noticia

Puntuación: 1 de 5.

Publicado por Voces

Investigación y periodismo. Contamos historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: