¿La Banca gobierna en el Ecuador?

Miles de familias ecuatorianas ven con desesperación el incremento de sus deudas con entidades financieras. La reducción de sueldos y el desempleo impiden el pago de las obligaciones. ¿Qué le exigen a Lenín Moreno?

Ana Isabel Díaz
Vocera de la Unión de Afectados por la Banca

Por Ana Isabel Díaz

El cuestionamiento que titula este artículo ha tomado forma de afirmación en los últimos años. El accionar estatal ha posibilitado que la banca privada conquiste las utilidades más altas de las dos últimas décadas. Después del Feriado Bancario del ‘99, cuando las arcas fiscales fueron saqueadas vilmente para pagar la huida de los banqueros con los ahorros de millones de ecuatorianos, el sector financiero no había visto crecer en más del 63% sus utilidades. Solo entre el 2018 y 2019, este sector ganó aproximadamente 2 mil millones de dólares, según los informes presentados por este gremio a la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros.

Sí, mientras usted y yo éramos despedidos, la educación de nuestros hijos dejaba de ser pública y gratuita y a la salud le reducían presupuesto, los banqueros veían crecer sus ganancias. Históricamente, la política pública en Ecuador ha generado las condiciones propicias de negocio para beneficiar a los grandes emporios económicos, especialmente financieros. En el 2018, el Gobierno ecuatoriano condonó, es decir, perdonó el pago de una suma mayor a los 4.000 millones de dólares, entre multas e intereses, que adeudaban la banca privada y otros grandes grupos económicos al Estado. Las deudas se convirtieron en ganancias, que -sin duda- crecerán ahora en medio de la crisis.

¿En medio de la crisis? Sí. En los episodios de recesión, el que más gana es el sector financiero. Pues, si no podemos pagar las deudas en el tiempo, los intereses crecen a su favor. Las entidades financieras ya no tienen que gastar en publicidad para colocar créditos, con la renegociación de deudas acumuladas -debido a la crisis- tienen asegurados pagos por largos periodos. Ni qué decir de la proliferación del trabajo informal, prestarle al informal constituye mayor riesgo para la banca, entonces presta a mayor interés. En otras palabras, de la pobreza y el desempleo el único que gana es el sector financiero.

La crisis económica y social que ha venido induciendo el gobierno de Moreno desde su ascensión al poder fue agravada desde marzo por el virus Covid-19. La cifra de trabajadores ecuatorianos sin empleos formales está llegando al millón, ni se diga de quienes están sumidos en otras formas de precarización, con salarios de 150 dólares, amparados inconstitucionalmente por el gobierno actual. Las pequeñas y medianas empresas están en la quiebra y otros miles de negocios han quedado únicamente en la memoria. El buró de crédito o la central de riesgos son los únicos que no olvidan que, alguna vez, un osado se atrevió a emprender.

La pobreza y el hambre de las mayorías no puede significar el enriquecimiento de unos pocos, por esta razón surgió la Unión de Afectados por la Banca. Se trata de ciudadanía organizada que exige que se respete la Constitución. El ser humano está sobre el capital y las resoluciones 569 y 582, emitidas durante la cuarentena por la Junta de Política Monetaria, llaman a velar por los ciudadanos. Esas resoluciones están siendo incumplidas o tergiversadas por las entidades bancarias, pese a que establecieron diferimiento extraordinario sin interés ni recargo alguno.

Pese a que el gobierno se ha llenado la boca, durante toda la pandemia, diciendo que trabaja para las mayorías empobrecidas, los hechos dan cuenta de otra realidad. Las resoluciones 569 y 582 emitidas por la Junta de Política Monetaria que preveían un “diferimiento extraordinario” han sido interpretadas a antojo de la banca, uno se acerca a Diners, por ejemplo en la Amazonas y Pereira, y la señorita que atiende explica que estas resoluciones no son mandatarias, casi casi es opcional lo que disponga el gobierno para este banco. Sí, algunos dejamos de pagar dos meses durante la pandemia ¿y ahora? Pues nada se acumularon las cuotas, y ahora peor que antes, hay que pagar la suma acumulada ¿y si no pueda pagar? ¡Papaya!, le difieren con un interés de 15, 5 puntos o el que les dé la gana porque tienen 18 maneras de grabar intereses, ¡Sí 18! por eso casi ni nos damos cuenta cuando nos ponen uno u otro recargo, con tanto nombre difícil que le ha colocado la banca para que ni entendamos cuando nos meten la mano, el codo y hasta la pierna al bolsillo…ya roto de tanto abuso.

Entonces, ¿en qué consiste el tan difundido alivio financiero de la banca?, realmente, en nada. Si no pagó una cuota de mil dólares en marzo, ahora debe 3 mil. En medio de este caos, difícilmente podrá pagar acumulado. En el mejor de los casos, le diferirán para unos dos años y terminará pagando el doble, pero colocando más platita en su banco. Sí, mientras usted y yo luchamos a diario por alimentar a nuestras familias y no dejar morir a nuestros enfermos, don Lasso, don Egas, don Teleamazonas, don Telerama en el Banco del Austro y demás grupillos adinerados han pensado solo en enriquecerse más y más porque ya no les basta con las millonarias ganancias percibidas… ¡Quieren más!

¿Qué dice la Superintendencia de Bancos, llamada a controlar y regular la actividad bancaria y PROTEGER AL DEPOSITANTE? Pues nada… que los pobres bancos están en riesgo, que han invertido en satélites y que a usted y a mí nos toca pagar porque no les alcanzó con los 2 mil millones de utilidades. Lo más gracioso; argumentan que, si usted y yo no pagamos los créditos, afectamos el interés que le pagan al depositante, porque según ellos su único negocio es la intermediación. ¡Imagínese! Usted también es depositante, ¿ha visto algo de las utilidades millonarias en su cuenta? Yo no. Bajo esa lógica, como el depositante es el que presta plata, debería ser el que percibe las ganancias. ¿No? ¿O solo socializamos las pérdidas?

Ya luego aceptan que sí, que también cobran por servicios bancarios, pero poquito: 50, 35, 80 centavos a 10 millones de usuarios de la banca en el país. La Superintendencia justifica que es otra línea de negocio, pero pequeña… les sirve nomás para comprar el satélite o poner la oficina -ahora en línea-. Es que a ellos no les alcanza para pagar, por sí mismos, con sus pobres ganancias.

La tercera, y más detestable línea de negocio -si se quedó corta con las anteriores-, es robarle sus datos. Sí, robarle y venderlos a privados, para que a usted le llamen a vender al apuro cualquier seguro para el hogar o cualquier otra cosa; solo esa llamada telefónica servirá para que, mensualmente, le descuenten de su cuenta a usted y a 10 millones de ecuatorianos más. Esto ya tiene antecedentes, en 2018, saltó a la luz pública el caso GEA. Una empresa de seguros, con base en Guayaquil, descontaba cuotas mensuales de las cuentas bancarias de los clientes de bancos como el del Pacífico, un banco estatal, y el Banco Guayaquil.

“Durante años, la aseguradora ofreció servicios como asistencia en el hogar o la cobertura de siniestros con las tarjetas de débito, y los mercadeaba por medio de llamadas a los celulares de los usuarios. Las llamadas se amparan en un “contrato verbal”, por lo que la infraestructura de la aseguradora tiene grabados todos los diálogos. La mayoría de ellos seguían el mismo guion: una larga explicación sobre los beneficios de contratar el seguro seguido de pedirle al cliente que de su aceptación expresa a descuentos de hasta cinco dólares de las cuentas”. (Plan V, 2018)

Se trata de prácticas que pasan inadvertidas que, sin embargo, generan millones de dólares en ingresos para la banca y sus aseguradoras aliadas. ¿Qué hace la Superintendencia de Bancos o la de Compañías y Seguros? No lo sé. Ya nos alertaron del mismo problema, Aseguradora Nova descuenta mensualmente a los usuarios del Banco Pichincha ¡OJO! Les dejo el dato… ¿Qué habrá de fondo? ¿Quiénes serán los que ganan más allá de Lasso, Egas, los Eljuri? Recuerden que tras de GEA estaba el ex secretario de la Presidencia Eduardo Jurado, mano derecha de Moreno.

¡Verifique sus estados de cuenta! Si le llegan, claro está.

Esta crisis no acabará mañana, al contrario, seguirá empeorando y usted y yo seguiremos más endeudados con el sector bancario. Si el Gobierno actual realmente velara por las mayorías empobrecidas -por la gente-, primero, no hubiera inducido la crisis. O, incluso con esta, mandaría INTERÉS CERO para el diferimiento de deudas acumuladas durante la pandemia. Ni siquiera requiere de nuevas normativas, la propia Constitución habla de que el ser humano está sobre el capital, considera al sistema bancario como un servicio, y dice que la Junta de Política Monetaria debería velar por los usuarios bancarios. Por cierto, esta Junta debería estar liderada por Martínez, pero a cambio han puesto a un Marco López, peón de la banca.

Ya estamos contra el tiempo, hasta la Ley Des Humanitaria en sus artículos 11 y 12 solicita a esta entidad casi fantasma -la Junta de Política Monetaria- presentar al legislativo una recomendación para la grabación de intereses en medio de esta crisis. Y digo “fantasma” porque voz y voto tendrían solo los dos mencionados: Martínez y López, frente a la ausencia de Ministro de Planificación (Moreno desapareció Senplades). Pero na nay… Cada mes no pagado durante la pandemia le costaría al ciudadano promedio -según el monto de su deuda- unos 500 dolaritos ¡mensuales! ¡OJO! por 10 millones de usuarios o más para los empobrecidos banqueros.

Publicado por Voces

Investigación y periodismo. Contamos historias.

2 comentarios sobre “¿La Banca gobierna en el Ecuador?

  1. Muy buen articulo por favor como hago para comunicarme o apoyar, pues soy de las miles de personas de de alivio no tuvo nada, creo que una condición de los multilaterales para generan un respiro debería ser que de forma o obligatoria los bancos reestructuran las deudas sin intereses y la banca que no lo haga, deberían multarla, ahora en este gobierno indolente es difícil, que exista voluntad para el ciudadano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: