Alfredo Adum, la mano derecha de Abdalá Bucaram

ACTUALIDAD | 09/06/2020

El nombre del abogado y empresario Alfredo Adum Ziade se instaló en la agenda de los medios de comunicación durante los últimos días. Se sospecha que le prestó su avioneta a Daniel Salcedo, uno de los implicados en casos de corrupción por compras con presuntos sobreprecios en los hospitales del IESS. ¿Qué tienen en común el consolidado empresario guayaquileño de 68 años y el joven empresario accidentado en la frontera peruana? Su amistad incondicional con la familia Bucaram.

El pasado lunes, 8 de junio, una avioneta de la empresa Granjas Marinas Doble A (Gramada) S.A. se estrelló en Tumbes, Perú, con 5 pasajeros, según indican las últimas versiones. Esa compañía es de Adum Ziade, aunque en los papeles figura administrada por sus hijos. Uno de los sobrevivientes del accidente es Daniel Salcedo Bonilla, prófugo de la justicia ecuatoriana e intensamente buscado por la vinculación de sus empresas con contratos millonarios con los hospitales de Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Además, ‘dueño’ de la casa en Miami, Estados Unidos, donde reside actualmente Abdalá “Dalo” Bucaram Pulley junto a su familia.

Para despegarse de la figura de cómplice, Adum Ziade dijo que la avioneta con placa HC-BLO fue ‘robada’, y le cargó toda la responsabilidad al piloto de la nave, Franklin Lara Sarmiento, que se encuentra desaparecido.

Lo que no dijo el empresario es que era muy común ver a los Bucaram pasearse en esa avioneta a la que utilizaban cual servicio de taxi aéreo. Basta con ver las fotos que el expresidente Abdalá Bucaram publicaba en sus redes sociales, haciendo alarde de sus privilegios de clase. En varias de esas imágenes se lo puede ver sonriente en compañía del capitán Lara.

Amigos y socios políticos

Alfredo Adum nació en Guayaquil en 1952, en el seno de una familia libanesa. Desde la infancia se hizo amigo de Abdalá Bucaram, pues, además de ser coetáneos, compartían el mismo círculo social. Tras graduarse de abogado, Adum se dedicó a la importación de mercadería e invirtió esos ingresos en actividades de producción camaronera y en proyectos inmobiliarios.

Abdalá Bucaram también formaba parte del gremio de comerciantes del puerto principal. Tras la muerte de su cuñado, el expresidente Jaime Roldós Aguilera, el “loco” fundó el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) para disputar en 1984 la alcaldía de Guayaquil. ¿Adivinen quién financió su campaña? Sí, su entrañable amigo Alfredo Adum, que recibió a cambio su lugar en la papeleta como prefecto de la provincia del Guayas. La historia dice que ambos ganaron aunque dos años más tarde abandonaron sus cargos por el abrupto exilio de Bucaram en Panamá.

Según declaraciones del propio Bucaram, después de una etapa de distanciamiento, todo cambió en 1988  cuando Adum y Robles Plaza, pactaron el regreso del “loco”. Eso le permitió a Adum obtener un curul como diputado provincial por el PRE y convertirse después en el líder del movimiento. Bucaram fue derrotado en ese primer intento por alcanzar la Presidencia, lo mismo ocurrió en 1992 hasta que, finalmente, en 1996 alcanzó los votos para llegar a Carondelet. El jefe de la campaña ganadora y el principal financista fue otra vez Alfredo Adum.

En aquella oportunidad, Adum, con total impunidad, dijo una frase que generó rechazo en la ciudadanía. Se atrevió a confesar públicamente que el dinero que puso en la campaña no había sido gastado, sino invertido. ¡Y vaya que lo fue! Alcanzó el cargo de Ministro de Energía.

Su reinado acabó el mismo día que el de Bucaram, los dos locos dejaron de ser poderosos en la política, pero nunca pagaron con cárcel algún hecho de corrupción perpetrado dentro del Gobierno, a pesar de varias acusaciones por perjuicios al Estado valuados en cientos de millones de dólares.

La pasión por confrontar

Adum siempre ejerció sus funciones como un déspota patrón de hacienda, faltando el respeto y violentando a cualquier servidor público que osara contradecirlo, aunque en sus actos nunca discriminó por el género, ya que también fue acusado de golpear a una funcionaria de Petroamazonas para que renuncie, lo que causó rispideces con la vicepresidenta Rosalía Arteaga. Basta ver las publicaciones de la prensa de aquellos años para saber que el Ministro aparecía envuelto en varios escándalos.

Como un animal político, siempre avaló públicamente las golpizas propiciadas por figuras del roldosismo en el extinto Congreso, los cenicerazos, las patadas y los puños contra sus enemigos políticos eran parte de los vergonzosos shows de los que se enorgullece. También fue conocido por enfrentar a la prensa, levantar la voz, señalar con el dedo y amenazar a los periodistas con enjuiciarlos cuando no le gustaban las preguntas que le hacían. Esto no formaba parte de un rumor, sucedía ante las cámaras que registraron su carácter irascible en entrevistas y ruedas de prensa.

Esa violencia también se habría manifestado en el seno de su propia familia. Según publicó el Diario Hoy, el 15 julio de 1997, su propia suegra, Julia de Boschetti, lo denunció penalmente por intento de asesinato tras sufrir una salvaje golpiza y ser amenazada de muerte con un revólver. La señora solo le había dado morada a su hija y a su nieta, que habían huido de la casa familiar escapando de la violencia.

Con la trillada frase “la fuerza de los pobres”, Alfredo  Adum Ziade se mantuvo en la política siendo jefe de campaña del PRE y aportando el financiamiento a diferentes candidatos, aunque no volvió a ser electo o nombrado con un cargo importante. El empresario nunca dejó de lado los negocios y su alto perfil en la escena pública y mediática.


Valora esta noticia

Puntuación: 1 de 5.

Publicado por Voces

Investigación y periodismo. Contamos historias.

2 comentarios sobre “Alfredo Adum, la mano derecha de Abdalá Bucaram

  1. Recién se dan cuenta que abdala y dum barreiro son amigos desde cuando se inició el PCD ya estaban estos unidos cuando murió roldos este fundó ELPRE y dum estaban unidos me acuerdo cuando la chilindrina Cecilia Calderón le ganó las elecciones de concejal este se quizo matar con su pistola 45 y dum se la quito de la cien y ahí ya sumbava la droga cocaina toda la corrupción esta desde los años 80 incluso sus hijos y todos los bucaranes el pueblo se acuerda pero se hacen los ciegos mudos y aun así los elijen quien creen que esta metido en la empresa eléctrica….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: