Moreno, el rey de las fake news

Especial | La Dictadura Perfecta | 27/05/2020

En la segunda entrega de esta investigación detallamos los vínculos entre actores políticos, económicos y medios digitales. ¿Cómo operan políticamente a través de las campañas de desinformación?

Por Andrés Durán

El gobierno ecuatoriano aseguró que vive una de las guerras más intensas de su historia, la de la desinformación. Su principal contrincante: el correísmo. Adversario que, en el discurso oficial, ha sido el causante de la vertiginosa corrupción, la crisis económica y la inestabilidad política. Pero ¿quiénes y qué intereses existen detrás de estos imaginarios?

Correa, el todopoderoso

El oficialismo volvió a emplear el discurso del show, una técnica al estilo Durán Barba. Esta vez, para asegurar que la dirigencia correísta, con su líder a la cabeza, orquestó un plan desestabilizador a través de redes sociales. El objetivo es sembrar zozobra, el caos y la dimisión de Moreno.

Esta aseveración se sumaría a una decena de argumentos que se relacionan con espionaje, hackers rusos, paredes embarradas de heces fecales, masas castro-chavistas en las calles, revueltas populares controladas desde dispositivos móviles y más de 40 millones de ataques digitales gestados desde México. ¿Correa, más poderoso que el chapo Guzmán?

Algunos de los discursos más icónicos anunciados por Moreno denotan su redundancia. Palabras como desestabilización, corrupción, espionaje y, por supuesto, el celular todopoderoso, sugerirían una estrategia sólidamente armada.

1. “La situación de la Refinería de Esmeraldas es crítica. Hay fugas y podría colapsar”. Discurso de Lenín Moreno, 15 de agosto de 2017.

2. “El presidente Correa ni siquiera me comunica que existía esa cámara en el despacho y que él la monitoreaba desde su teléfono celular”. Discurso de Lenín Moreno, 22 de septiembre de 2017.

3. “Presenté más de 500 denuncias de corrupción del régimen anterior, 317 exfuncionarios de Correa tienen indicios de responsabilidad penal”. Discurso de Lenín Moreno, 18 de noviembre de 2018.

4. “Julian Assange ensució con heces fecales las paredes de nuestra embajada en Londres”. Discurso de Lenín Moreno, 15 de abril de 2019.

5. “Hackers rusos intentan desestabilizar la política interna de Ecuador”. Discurso de María Paula Romo (ministra de Gobierno) y José Valencia (Canciller).

6. “El sátrapa de Maduro ha activado, junto con Correa, su plan de desestabilización”. Discurso de Lenín Moreno, 7 de octubre de 2019. 

¿Desestabilización o persecución política?

A mediados del mes de abril, el gobierno acusó al correísmo de crear más de 40 millones de ataques en redes sociales, asegurando que el objetivo era desestabilizar la democracia y sembrar el caos. La denuncia inició con una supuesta investigación del portal Código Vidrio, difundida a finales de marzo, en la que se titulaba: Así propaga el correísmo el virus del miedo. Para sorpresa de todos, hubo una sola fuente: un informe de inteligencia redactado por funcionarios del gobierno en el año 2017, los mismos que estarían vinculados al Centro de Inteligencia Estratégica (CIES).

Inmediatamente después de la difusión de este informe, las autoridades de turno, los medios de comunicación y periodistas abiertamente anticorreístas replicaron la información sin contrastar el dato.

El 16 de abril, Gabriel Arroba, exsecretario de Comunicación, acusó a dirigentes correístas asilados en México de encabezar campañas de desinformación y ataques cibernéticos; discurso frecuente en el gobierno de turno, si se toma en cuenta que durante la entrega de Assange y la detención de Ola Bini se empleó la misma estrategia, exactamente el 15 de abril de 2019.

Tanto la asambleísta Gabriela Rivadeneira como la secretaria del movimiento Compromiso Social, Luisa González, desmintieron esta acusación. “No hace falta organizar o forjar nada, el gobierno de Moreno se autosabotea, perdió el norte hace mucho tiempo”, puntualizó González.

Sin embargo, el portal Código Vidrio aseguró que recibió el informe de Inteligencia y registros digitales (chats, capturas de pantalla, links, videos, audios y fotos) de manera independiente. Este material, supuestamente, fue coligado con una metodología de investigación y archivos propios recabados durante el paro de octubre, así lo confirmó Arturo Torres.

Nos asaltan varias dudas: ¿cómo financian las investigaciones estos periodistas?, ¿por qué posicionan los intereses gubernamentales?, ¿qué grupos económicos están ligados a estos medios?  ¿Es lícito difundir un informe de inteligencia estatal?

Revelaron su financiamiento

Arturo Torres reveló a Voces que recibirán financiamiento de la embajada de Estados Unidos, a través de un proyecto periodístico para investigar las Fake News o campañas de desinformación, en el que participa la Universidad San Francisco, diario El Universo y la Universidad Tecnológica Equinoccial. El concurso fue ganado por Torres y su equipo de trabajo. El monto que recibirían es de 75 mil dólares.

Después de haber difundido esta información en un video que promocionaba las actividades investigativas de Voces, Torres amenazó con tomar acciones legales. Dijo que su intervención fue sacada de contexto y que no se incluyó la versión total de los hechos. Lo cierto es que cambió reiteradas veces su argumento y decidió cortar la videollamada cuando se le interrogó sobre la presión económica y política detrás de la difusión de información. Estas afirmaciones forman parte del archivo audiovisual de Voces y serán publicadas en el estreno del reportaje audiovisual La Dictadura Perfecta.

También nos aclaró que el portal Código Vidrio es un emprendimiento familiar y que su trabajo periodístico tiene una larga trayectoria. El financiamiento de sus investigaciones lo ha realizado con sus ahorros e ingresos esporádicos por colaboraciones con el New York Times y CNN.

Según el reporte de la Superintendencia de Compañías, Código Vidrio fue creada en febrero de 2020, no posee declaraciones tributarias y tampoco información registrada ante las autoridades públicas. Solo existe un escrito esquivo en el que se anuncia que la ciudadanía conocerá cómo financian sus ‘investigaciones’.

Lo cierto es que en el año 2016 una denuncia similar hizo eco en Telesur. El portal Mil Hojas de Martha Roldós y Plan V de Juan Carlos Calderón fueron denunciados por recibir financiamiento de organismos ligados a la embajada de Estados Unidos, como es el caso de la National Endowment For Democracy (NED), es decir, el brazo financiero de la Central de Inteligencia Americana (CIA). Tanto Calderón como Roldós nunca desmintieron los hechos.

¿Casualidad o pacto de intereses económicos y políticos?

El equipo de Voces se contactó con Andersson Boscán, uno de los fundadores de La Posta, pero no obtuvimos la entrevista. Es así, como decidimos rastrear las pistas de los principales financistas que apoyan a portales digitales, en su afán de financiar el periodismo ‘libre e independiente’.

El grupo Novis, Uribe y Schwarzkopf, el Banco de Guayaquil y la Universidad Internacional son los principales auspiciantes de la Posta, Plan V y 4 Pelagatos. Estas empresas, incluso, han creado segmentos y programas exclusivos para conocer sus perfiles empresariales, hablar de negocios y discutir de impuestos, su principal preocupación…

Según las cifras oficiales, en 2017, las cuatro corporaciones sumaron un patrimonio de más de 1.183 millones de dólares, mientras que su impuesto a la renta no superó los 21 millones. 

Es tal la casualidad, que el propio Tommy Schwarzkopf, fue uno de los principales promotores de la candidatura de Lenín Moreno para el Premio Nobel de la Paz en 2012. Solo basta con escuchar sus declaraciones e interrogar: ¿la derogatoria de la Ley de Plusvalía se produjo porque afectaba los negocios inmobiliarios? ¿Existieron grupos económicos beneficiados con la concesión de terrenos públicos para construir edificios exclusivos en Quito?

Al parecer, el periodismo ‘libre e independiente’ trabaja en colusión con los intereses de los más afortunados.

La disputa en redes…

La acusación del gobierno sobre la campaña de desinformación corre peligro. La propia empresa Twitter neutralizó cuentas falsas y trolls que giraban en torno al círculo presidencial y a Alianza PAIS, así lo confirmó el comunicado de Twitter.

Interrogamos a dirigentes y altos funcionarios del gobierno de Correa para conocer si existió financiamiento de trolls centers o campañas de desinformación. Marco Antonio Bravo, exsubsecretario de Secom, Gabriela Rivadeneira, expresidenta de la Asamblea y Luisa González, exsecretaria de Administración Pública, aseveraron nunca haber contratado campañas de desinformación o financiar centros de redes sociales. Estos funcionarios coinciden en que la propia ciudadanía se organizó alrededor del ecosistema digital y son ellos los que expresan su malestar contra las medidas de Moreno.

Intentamos entrevistar a Roberto Wohlgemuth, exconsejero presidencial de Correa y estratega de redes sociales, pero hasta el cierre de este reportaje no obtuvimos su respuesta. Según la investigación de Torres o el propio informe de CIES, Wohlgemuth y Patricio Mery Bell serían los cerebros detrás de la disputa digital.

Por su parte, Mery Bell aclaró que nunca formó parte del gobierno de Correa, su trabajo consistió en realizar una consultoría en comunicación estratégica en la Vicepresidencia de la República, la tarea tuvo un año de duración. También dijo que jamás participó en campañas de desinformación, trolls centers o propagación de virus desinformativos.

En la investigación de Torres también se señala a cuentas vinculadas con Rafael Correa. Es el caso de Guerreros Digitales, Somos Más, entre otras. Guerreros Digitales desmintió esta acusación y aseguró que “nadie nos financia, es un proyecto que nació de las bases populares en agradecimiento al cumplimiento de las obras de la Revolución Ciudadana”.

Sin embargo, este gráfico evidencia el presunto crecimiento de inteligencia artificial y cuentas falsas que podrían diseminar el virus desinformativo. El registro muestra la presencia de trolls en el año 2015 durante las protestas contra la Ley de Herencia y Plusvalía, y un crecimiento exponencial en los años 2019 y 2020, en el contexto del Paro Nacional y la pandemia del coronavirus. Son cuentas de apoyo gubernamental que funcionaron en el gobierno anterior, ahora vinculadas a Lenín Moreno.

Estas cuentas se activan en momentos de emergencia, son “granjas digitales”, “click farms” o “robot traffic”, que tienen como finalidad moldear la opinión e imponer una tendencia.

La cereza del pastel

La supuesta investigación de Código Vidrio y La Posta devela la carencia de rigor, la argucia política y una evidente colusión de intereses económicos y geopolíticos. Dañan la imagen del mejor oficio del mundo y, además, cometen el delito de difundir información reservada, tal como lo establecen los artículos 179 y 180 del Código Integral Penal.

Voces accedió y recabó archivos digitales, entrevistas, contratos, documentos jurídicos e, incluso, testimonios de fuentes protegidas. Este trabajo, rigurosamente cotejado, escarba sobre un universo desconocido, enrollado y marginado por el Estado, en el que los grupos políticos esparcen sus estrategias e imponen sus imaginarios. En nuestra próxima entrega conocerás sobre la publicidad gubernamental en tiempos de pandemia.


Valora esta noticia

Puntuación: 1 de 5.

ESTRENO: La Dictadura Perfecta

| ESPECIAL |

La Dictadura Perfecta

Publicado por Voces

Investigación y periodismo. Contamos historias.

2 comentarios sobre “Moreno, el rey de las fake news

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: