Granjas digitales y “fake news”, dos armas que moldean la opinión pública

Especial | La Dictadura Perfecta | 26/05/2020

Este es el inicio de una investigación más amplia que analiza la relación del gobierno nacional con los medios de comunicación, la publicidad y las campañas de desinformación o fake news.

Por Pablo Burbano

Las “granjas digitales”, “click farms” o “robot traffic”, son la forma más conocida de generar o comprar tráfico en redes sociales, lo que en la práctica se traduce en más likes y más seguidores. Siendo un negocio aparentemente legal, en junio de 2017, la policía tailandesa confiscó, a tres ciudadanos chinos, 476 teléfonos móviles y cerca de 347.000 tarjetas SIM en un local cerca de Bangkok, reportó The New York Times.

Según investigaciones, los habitantes del gigante asiático se dedicaban a operar en lo que se conoce como “granja de clics” (click farm), dedicada a incrementar la cantidad de me gusta y las visitas en determinados perfiles de Wechat, aplicación multifunción de gran acogida en China.

Según el reporte, “los tres ciudadanos no fueron detenidos por tal actividad, sino por estar trabajando sin permiso en Tailandia y por no haber pagado impuestos a la hora de importar los teléfonos”. Sin embargo, este caso dejó en evidencia el cada vez más creciente fenómeno de las “granjas de clics”, su forma de operar y las dificultades para regular su actividad, lo que en la práctica se convierte en un mercado cada más atractivo tanto para empresas como para personajes políticos que buscan generar o “comprar” más seguidores en redes sociales.

Creando perfiles falsos

En resumen, las “granjas digitales” se dedican a inflar el número de reacciones en perfiles sociales y otros espacios de internet, combinando, por ejemplo, la manipulación de información y difundiéndola a través de la creación de perfiles falsos en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram). De esta manera, quienes forman las “granjas de cliks” se dedican a elevar la cifra de los me gusta en redes sociales, con información forjada, muchas de ellas ligadas a campañas sociales y políticas.

En plena era digital, en internet es fácil encontrar empresas que ofrecen cientos de likes a precios muy bajos; lo que no está claro es quién o quiénes están detrás de esos  negocios y peor aún, desconociendo la forma en la que operan.

Cómo funcionan las “granja digitales”

Las tarjetas SIM -asociadas a un número de teléfono- permiten verificar usuarios y cuentas fácilmente, a través de los clásicos mensajes de texto que utilizan grandes empresas como Facebook o Twitter para corroborar la autenticidad de perfiles electrónicos. “La única dificultad que les puede preocupar a las ‘granjas de clics’ es que sus proveedores de tarjetas SIM les fallen. Así, el problema es que hasta que no exista o se imponga un sistema de identidad digital que sea estándar, universal y verificable esto tiene difícil solución”, declaró su momento a La Vanguardia Daniel-Zoe Jimenez, director regional de investigaciones de IDC en Asia-Pacífico, sobre la sencillez con la que operan estos negocios gracias a la falta de regulación.

Para desenmascarar a los usuarios falsos creados por estas “granjas de clics”, las empresas de redes sociales utilizan sofisticados algoritmos y comprobaciones personales por parte de expertos, para encontrar patrones que detecten el engaño.

Internet se encuentra tan saturado de este tipo de cuentas que “si se cerraran todas, esto podría impactar al valor de Facebook, Twitter o Wechat”, aseguró Jimenez, ya que “el valor de estas empresas tiene mucha relación con el número de usuarios que estas tienen”.

¿Granjas digitales en Ecuador?

En Ecuador las cosas no distan de esta realidad. VOCES tuvo acceso a un estudio en el que se utilizó Inteligencia Artificial para detectar la irrupción de las “granjas digitales” y la forma en el que las interacciones, clicks, me gusta, se incrementaron en ciertas coyunturas políticas, en campañas sociales y económicas específicas, con determinados personajes políticos a la cabeza; situación que en la práctica terminó influyendo en la opinión pública.

Irrupción de las “fake news

La pregunta es: si las “granjas de cliks” permiten inflar o “comprar” los me gusta, ¿estás son capaces también de generar noticias falsas y al mismo tiempo viralizarlas?

En plena era digital, las nociones de verdad y mentira como valores del periodismo se están viendo afectadas como consecuencia del impacto de las nuevas tecnologías. La instantaneidad, por ejemplo, deja de lado el imperativo de la verificación como elemento vital de la información.

En suma, las plataformas online favorecen la proliferación de noticias que, muchas de ellas intencionadamente, inducen al error, dando lugar a datos que carecen de rigor y credibilidad, afectando la percepción de la realidad y la generación de la opinión pública.

Siendo que el flujo constante de información se impone al periodismo del rigor y la verificación, las redes sociales contribuyen a la viralización de datos que muchas veces no han sido contrastados ni verificados.

En una siguiente entrega, les mostraremos la forma en que “granjas digitales” y “fake news” se juntan para llevarnos hacia terrenos desconocidos, donde la manipulación de la información depende de quién pone más recursos a la hora de posicionar “la verdad”.


Valora esta noticia

Puntuación: 1 de 5.

ESTRENO: La Dictadura Perfecta

| ESPECIAL |

La Dictadura Perfecta

Publicado por Voces

Investigación y periodismo. Contamos historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: